ADDENSIS · Abogados y economistas
☰  MENU

EL CONCURSO DE ACREEDORES Y OTRAS SOLUCIONES PARA EMPRESAS AFECTADAS POR EL COVID-19

A partir del decreto del estado de alarma, el pasado 14 de marzo de 2020, se han multiplicado las empresas con dificultades económicas o en situación de insolvencia.

El concurso de acreedores puede ser la solución para afrontar estas dificultades económicas o de insolvencia. La solución concursal puede ser, o bien la aprobación de un convenio con los acreedores que permita la continuidad empresarial, o bien si la empresa no es viable, una liquidación ordenada de los activos.

El primer paso que hay que dar antes de presentar un concurso de acreedores es estudiar con detalle la situación de la empresa. El concurso de acreedores es un procedimiento complejo que puede conllevar la liquidación de la sociedad, y en la que los administradores societarios han de proceder con la diligencia debida para así evitar la asunción de alguna responsabilidad personal.

Para ello es vital contar con el asesoramiento profesional adecuado, y así poder determinar si la empresa debe acogerse a un concurso de acreedores, o bien puede adoptar alguna de las soluciones pre-concursales que la ley establece.

Entre las soluciones previas al concurso está el llamado “pre-concurso”, que es la comunicación al juzgado competente que se ha iniciado negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación, o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio.

El pre-concurso concede un plazo de tres meses al deudor para llegar a un acuerdo de pago con los acreedores, para así poder lograr un acuerdo extrajudicial de pagos, un acuerdo de refinanciación, o bien tratar de conseguir los votos necesarios para la aprobación de un acuerdo anticipado de convenio.

Una de las prerrogativas de la presentación de dicha comunicación es que no podrán iniciarse ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor.

El procedimiento de acuerdo extrajudicial de pagos se puede tramitar ante notario, en el caso de las personas físicas, o bien ante el registrador mercantil en el caso de sociedades o de empresarios individuales, profesionales o autónomos. En este procedimiento se designa a un mediador que junto con el deudor procederán a confeccionar una propuesta de convenio de pago con los acreedores.

A través de las soluciones pre-concursales comentadas se puede evitar la solicitud directa de un concurso de acreedores, procedimiento que puede ser más complejo, y de consecuencias no siempre previsibles.

La Ley Concursal establece que existe el deber de presentación de concurso de acreedores en el caso que exista un incumplimiento generalizado de obligaciones de pago, como sería el impago de tres meses de deudas tributarias, o de cuotas de la Seguridad Social, o bien de salarios e indemnizaciones de los trabajadores.

Es de suma importancia, que en el caso de presentación de concurso de acreedores, éste se presente en el plazo adecuado, ya que en caso de presentación tardía, podría entenderse que se ha generado o agravado la insolvencia, con el riesgo para los administradores de asumir alguna responsabilidad personal.

Por este motivo cualquier empresa que se encuentre en dificultades económicas y de insolvencia debe acudir sin más dilación a un profesional especialista en la Ley Concursal para que disponga de un asesoramiento legal adecuado y personalizado.

Dentro del procedimiento de concurso de acreedores existen algunas especialidades que pueden ser más ágiles y efectivas, como pueden ser alguna de las siguientes:

El Concurso de acreedores Exprés

Esta especialidad de concurso es aplicable a empresas sin viabilidad y sin activos, o bien que sus activos no tengan prácticamente valor de mercado. En estos procedimientos Exprés el mismo Auto de declaración de concurso dispone de la conclusión del procedimiento de manera simultánea, con el consiguiente ahorro de tiempo y de otros recursos materiales.

El Concurso de acreedores con venta anticipada de unidad productiva

Esta especialidad del concurso de acreedores ofrece al comprador de la unidad productiva la posibilidad de subrogar los trabajadores que le sean necesarios para la continuidad empresarial.

Permite la adquisición de un negocio en funcionamiento y libre de cargas, a excepción del riesgo de sucesión de empresa a efectos de las deudas laborales y de Seguridad Social.

La tramitación anticipada junto con la solicitud de concurso permite que el procedimiento sea mucho más rápido, y que las posibilidades de cerrar la operación se incrementen sustancialmente.

El Concurso de acreedores con propuesta anticipada de convenio

El objetivo es presentar en la misma solicitud de concurso una propuesta de convenio a los acreedores de forma que su tramitación y su aprobación sea más rápida, y nos permita conseguir más eficazmente la continuidad empresarial.

Jordi Savall
Miembro de Addensis


Artículos relacionados en:

Concurso de acreedores Insolvencias Litigios Penal Tribunales